lunes, 14 de noviembre de 2011

Como piensa la Medicina la Colitis Ulcerosa

Una persona escribe en el blog http://colitisulcerosa.blogspot.com/

"...Hola Sabri,te cuento que ahora en Noviembre voy a cumplir 5 años con CUI,siempre seguí al pie de la letra todo el tratamiento,hasta la última colonoscopia de este año que me salió bastante mal y me dijeron que tenían q ponerme el Infleximab,este medicamento me da miedo,pero también me dijeron que este era el recurso previo a la cirugía y que de ser así me iba a quedar la bolsita de por vida,tengo 37 años y una hermosa hija de 5,el miedo que tengo en este momento es indescriptible,hago todo lo que te imaginás,Reiki,Terapia,voy a un Médico que hace medicina biológica con tratamientos de celuloterapia y terapia neural y así y todo hoy empezé con un pequeño sangrado,tengo mucho MIEDO,quisiera hacerte algunas preguntas,mi mail es xxx@xxx.com
Muchas gracias,espero tu contestactión un beso grande y mucha luz para todos."

Me pareció que podía calmar la angustia de esta paciente, por lo que le contesté a través del mismo blog.

Hola M….,
Realmente lamento mucho por lo que está pasando, la colitis ulcerosa es de por si un padecimiento atroz al que se le suma la incertidumbre de un futuro con drogas muy complejas y si estas llegasen a fallar, la posible pérdida de su colon.
Me gustaría poder aclararle un poco este sombrío panorama. En mi experiencia he podido tratar casos de CU y enfermedad de Crohn sin medicación y evitar la cirugía salvo en los casos en los que el paciente corría peligro de complicaciones o de muerte.
Todo comenzó con un caso, mi hija de 12 años que de un día para otro presentó una CU muy seria, comencé poniéndola en manos de los mejores especialistas de la Argentina, viajamos a Estados Unidos donde consultamos con uno de los equipos más prestigiosos en enfermedades inflamatorias de intestinos (EII) hasta el punto que se me sugirió extirparle el colon en su totalidad para “curarla” de este problema.  En mis más de 30 años de médico nunca había tratado una EII sin la consulta de un especialista, ahora debía arreglármelas solo.
Mientras tanto me dediqué a estudiar día y noche todo lo escrito sobre el tema. Me encontré con innumerables inconsistencias, tanto en la definición de las diferentes enfermedades que componen este grupo de EII como en las terapéuticas empleadas.
A los 8 meses de comenzado el cuadro de mi hija opté por abandonar totalmente los fármacos tradicionales pues ella seguía sangrando y teniendo entre 15 y 20 deposiciones diarias además de los espantosos problemas provocados por  la medicación.
Comencé a emplear un tratamiento muy difundido en Japón –la Dieta Elemental o el reposo intestinal, además de una serie de substancias que me permitieron en 10 días controlar la hemorragia y frenar la cantidad de deposiciones.
Para hacer un corto relato de una extensa historia, mi hija al año de comenzado este nuevo esquema, estaba totalmente recuperada y desde hace más de cuatro años está libre de cualquier síntoma salvo que quedó con un intestino “sensible” que la obliga a comer con cuidado y a detectar rápidamente los síntomas de alarma para tomar los recaudos que le impidan llegar a una nueva inflamación del intestino. Pero desde entonces nunca más volvió a ver  una gota de sangre en sus deposiciones.
 Ahora bien M…, en su caso ignoro qué quiere decir que la última colonoscopía “salió bastante mal”, para su información, cuando Sabrina, la autora de este blog me acercó la anatomía patológica del colon que el extrajeron en su cirugía, el reporte decía que ese colon no estaba enfermo en tal medida que necesitara ser extraído.
Este es el caso en la mayoría de los pacientes que veo que han sido colectomizados, los cirujanos con la excusa que dicen que “curan” la colitis ulcerosa, les extraen un órgano que no está tan enfermo como para extirparlo. La idea fundamental es que estas son enfermedades del cuerpo, que no están localizadas solamente en el  intestino sino que se trata de reacciones que se manifiestan en el intestino pero no están provocadas por este. Por lo tanto si se saca el colon la inflamación va a seguir manifestándose en alguna otra parte del cuerpo o desarrollando algún otro tipo de enfermedad.
Para terminar, el uso del Infliximab es un verdadero éxito – en las primeras aplicaciones, pero  lamentablemente con el tiempo, sus efectos beneficiosos se van apagando hasta agotarse. Más del  50% de los casos retornan al cuadro inicial luego de una determinada cantidad de dosis. Un fracaso en la mitad de los casos.
 Pero atención, el riesgo al que se expone el cuerpo es muy grande: infecciones, posibilidad de desarrollar tumores, manipulación de la inmunidad, etc.
Lamentablemente Sabrina me encontró luego de haberse sometido a la cirugía que le prometía “liberarla” de la CU, tanto no fue así, que no se liberó sino además de perder su colon, le surgieron incontables problemas nuevos que superan ampliamente los que se tienen con una CU que puede ser fácilmente tratada con métodos naturales.
Espero que estos comentarios hayan servido para ahuyentar los infundados vaticinios anticipados por su médico
Saludos y suerte
Dr. Silvio Najt

drnajt@yahoo.com.ar
http://crohn-colitisulcerosa.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario