martes, 31 de mayo de 2011

Complicaciones de la Diarrea

1. Deshidratación
La diarrea es un síntoma habitual de las enfermedades inflamatorias y del colon irritable. Esta tiene variada intensidad, las hay desde dos deposiciones diarias hasta más de una por hora. La diarrea puede definirse por aumento en la frecuencia, el volumen o la consistencia de las deposiciones. En todos los casos estamos frente a una alteración del ritmo evacuatorio normal para el individuo.
La diarrea puede tener complicaciones si es intensa y se prolonga en el tiempo, las principales son:
·         Deshidratación
·         Malabsorción de nutrientes
·         Desnutrición
Deshidratación
Los síntomas de deshidratación pueden ser:
  •   Calambres en el abdomen y las piernas.
  •   Orina oscura y de escaso volumen.
  •   Disminución de lágrimas.
  •   Piel seca y descamada.
  •   Boca seca y pegajosa.
  •    Puede agravarse si se agregan otras pérdidas de líquidos corporales tales como vómitos y transpiración
  •   Fatiga.
  •   Disminución del volumen de orina.
  •   Mareos e inestabilidad.
  •    Sed.
La deshidratación severa debe ser tratada en un ambiente hospitalario pues puede poner en riesgo la vida.
La prevención de la deshidratación requiere una enérgica acción por parte de los que rodean al paciente. Este debe tomar un mínimo de 2 litros de agua diarios. NO ingerir bebidas cafeinadas tales como té (común), café y gaseosas así como las bebidas alcohólicas, en realidad todas estas bebidas profundizan la deshidratación y en algunos casos aumentar la diarrea.  
La deshidratación implica además de la pérdida de líquidos, la salida del cuerpo de electrolitos, es decir sales. Algunos recomiendan la ingesta de soluciones para “deportistas” –del tipo Gatorade, nada menos indicado. Estas formulas tienen electrolitos pero además  contienen azúcar (sacarosa) o sucralosa – un azúcar que ataca la flora intestinal. Es decir que la intención de reponer los electrolitos mediante estas bebidas no es una buena idea. En realidad es muy bueno reponer los electrolitos mediante caldos caseros, de pollo o verdura, bien colados y salados, que además pueden aportar algunos nutrientes además del líquido y las sales.

Como idea general, en caso de diarrea, en cada deposición se pierden alrededor de 200 ml de líquido = a un vaso mediano. Como regla elemental, cada vez que se mueve el intestino hay que tomar como mínimo un vaso de líquido. 
Un comentario acerca del azúcar: el uso de sacarosa (azúcar común) en estados de inflamación intestinal es totalmente contraproducente pues el azúcar no puede ser descompuesto en moléculas más simples (glucosa) por lo que la sacarosa llega intacta al intestino grueso (colon) y aumenta el tránsito intestinal (la diarrea) y produce gases y distensión.
Si durante la rehidratación hay náuseas, es bueno tomar los líquidos bien fríos y en pequeños sorbos.      
Otro síntoma de alarma en la deshidratación es la fiebre, si hay más de 38-39 ºC asociado a la diarrea y la boca muy seca, hay que consultar con el médico para comenzar con líquidos en forma más enérgica.
Esta situación es especialmente seria en los pacientes ileostomizados (ano contra natura). El sitio donde se “recupera” el líquido del intestino es el colon, al estar desfuncionalizado, la pérdida de líquidos se asocia más rápidamente con deshidratación.
Como evitar la deshidratación
  •   No estar mucho tiempo expuesto al sol sin tomar mucho líquido –sobre todo agua
  •   No esperar a tener sed para tomar líquidos, la sed es una señal muy tardía y poco sensible
  •   Tomar al menos 8 vasos de agua y líquidos salados por día
  •   Tomar agua antes y después del ejercicio
  •   Si la diarrea es muy intensa y no cede a los tres días, contactar con el médico
  •   Tomar sorbos de agua todo el día

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada