jueves, 1 de noviembre de 2012

Sangrado en Colitis Ulcerosa

Si hay un signo que aterra en la colitis ulcerosa es la sangre, las madres acompañan a sus hijos a la consulta terriblemente angustiadas y con la idea que su hijo/hija está en un enorme riesgo de vida.
PADRES, relájense, este es un signo importante y al que hay que prestarle mucha atención, pero de difícilmente pone en riesgo la vida del que la padece. Con un tratamiento adecuado y en poco tiempo es posible ir disminuyendo la intensidad de los sangrados.
Con frecuencia puedo ver que los padres, después de oír mi opinión sobre este tema, se sienten un poco menos angustiados, pero no se relajan del todo hasta que varias semanas más tarde comienza a surtir efecto el tratamiento. El sangrado disminuye paulatinamente hasta desaparecer. Es un proceso lento, pues no se trata de "Suprimir" ninguna de las reacciones normales del cuerpo, sino de brindar las condiciones adecuadas para que el intestino comience a repararse.
Resulta difícil entender como es que la hemorragia se puede controlar con un régimen de comidas. Yo tengo una teoría, no puedo asegurar que esto que voy a desarrollar es lo que verdaderamente ocurre en el intestino, pero de acuerdo a mis observaciones sobre los pacientes que he tratado en los últimos años, podría ser bastante cercano a lo que ocurre allí dentro.
El tratamiento del sangrado (tanto en Colitis Ulcerosa como en enf de Crohn) se basa en un régimen alimentario que pone en reposo al intestino sangrante. Esto equivale a dejarlo en paz, a no exigirle que se ocupe de ninguna otra cosa que de su propia reparación, que las bacterias que hay en su interior (alrededor de 1 a dos kilos) recuperen su equilibrio, evitar distraerlo con tareas de digestión, absorción, clasificación de alimentos, etc.
Si nos imaginamos como está el intestino inflamado, es, salvando las distancias como la cara de un adolescente lleno de granos con pus. Cuando leemos las biopsias de intestino sistemáticamente se mencionan lesiones tales como "nidos de linfocitos" (glóbulos blancos) y otras células que sirven para defendernos de esas bacterias que extrañamente "atacan" al intestino de la misma forma que las bacterias infectan las glándulas sebáceas en la cara del adolescente. Toda esa infección, termina lesionando la pared intestinal, ulceras, despulimiento de la mucosa, aumento de la irrigación: hemorragia.
¿Como trata el intestino de defenderse, de limpiar esa masa de pus? Con DIARREA, ¿porqué? porque aumentando la velocidad del pasaje de contenido intestinal el intestino intenta desesperadamente eliminar esos tejidos que están lesionados, entonces un síntoma que parece empeorar la situación, sobre llovido, mojado, sangre más diarrea, resulta que es un mecanismo de reparación, solo que insuficiente si no lo dejamos actuar correctamente. Otro error que se comete habitualmente durante el curso del tratamiento médico tradicional, es tratar de bajar el dolor y la frecuencia de deposiciones. Ambas acciones pueden provocar cuadros gravísimos tales como el megacolon tóxico que raramente se ve cuando no se usa medicación. Los analgésicos y los "tranquilizadores" de la movilidad intestinal, impiden que el intestino se desprenda de todos esos tejidos infectados. En cambio cuando se estimulan los mecanismos de defensa del organismo mediante una dieta que le permita al intestino absorber alimentos "predigeridos" sin esfuerzo y se promueve la "limpieza" de los tejidos enfermos, el resultado es altamente positivo.
Este mismo efecto se intenta con medicamentos, yo no he visto ningún paciente que se mejore con la medicación habitual sin al mismo tiempo aplicar una dieta racional.
Los especialistas que escriben extensos tratados sobre enfermedades inflamatorias jamás mencionan la posibilidad de tratar al paciente sangrante con dieto, muy por el contrario repiten hasta el cansancio que la dieta tiene poca o nada influencia en el cuadro.
En mi experiencia la gran mayoría de los casos sangrantes han logrado controlar la hemorragia en pocos días de iniciada la dieta.
En definitiva la dieta elemental permite que en el intestino se produzca una limpieza y renovación de los tejidos infectados y dañados, que la natural capacidad que tiene el intestino de renovar su epitelio cada pocos días se produzca sin interferencias.  

3 comentarios:

  1. Y de que tipo de dieta se trata

    ResponderEliminar
  2. En una colitis ulcerosa sangrante se usa la dieta llamada "reposo intestinal" que consiste en alimentar al paciente con alimentos que no lleguen al colon, sino que se digieran apenas salen del estomago.

    ResponderEliminar